GALERIA SUB 20

  • Foto1
  • Foto2
  • Foto3
  • Foto4
  • Foto5
  • Foto6
  • Foto7
  • Foto8

    Capítulo 16: la calculadora y plegarias de fe irrumpen en las Eliminatorias CONMEBOL

    Argentina desea un 'vinotinto' para calmar la ansiedad, Bolivia cobrarse una cuenta pendiente con Chile, Colombia suda frío por la llegada de Neymar y Paraguay busca otra victoria: la decimosexta fecha de la clasificatoria sudamericana al Mundial Rusia-2018 se juega este martes con calculadora y rosario en mano.

    Apenas cinco puntos separan a Colombia, en la segunda casilla, de Ecuador, en la octava, a falta de tres jornadas para que finalice una dramática eliminatoria con tres pases directos todavía en juego y la opción de un repechaje para el quinto ubicado frente al ganador de Oceanía.

    Con Brasil clasificado hace dos fechas con autoridad dictatorial, Colombia (25, +3), Uruguay (24, +9), Chile (23, +2), Argentina (23, +1), Perú (21, 0), Paraguay (21, -5) y Ecuador (20, +1) están inmersos en una guerra sin cuartel, que podría comenzar a dejar las primeras bajas este mismo martes.

    La sorpresiva goleada de Paraguay a Chile en Santiago, la esperada victoria peruana ante Bolivia y los 0-0 de Colombia con la colista Venezuela y del duelo Messi-Suárez en Montevideo provocaron el pasado jueves en la decimoquinta fecha un inquietante sismo en la tabla regional.

    Por eso nadie puede permitirse un ligero pestañeo: ni la Messi dependiente albiceleste que recibe a Venezuela, ni Colombia que enfrenta al peor rival en el peor momento posible, ni Chile en su incómoda visita a La Paz; ni Uruguay y Ecuador, que tienen prohibido resbalar en Asunción y Quito.

    Para amarrarse el cinturón

    La magia del mejor futbolista del mundo fue insuficiente para sacar del letargo a la nueva Argentina que dispuso Jorge Sampaoli ante Uruguay, en un clásico del Río de la Plata. 

    Con Venezuela en el Monumental de Buenos Aires, Argentina necesita la victoria para abandonar la zona de repesca y darle valor al 0-0 que se trajo de Montevideo.

    Messi, Icardi, Dybala y Di María volverán a ser el eje ofensivo de una Argentina que no debería sufrir ante la eliminada pero brava Venezuela, ahora proyectada a clasificar a Catar-2022 con sus subcampeones mundiales Sub-20.

    Colombia se alista para recibir el miércoles al papa Francisco en una visita de cinco días, y como un favorcito especial le pidió un pequeño milagro ante Brasil. Los dirigidos por José Pekerman fallaron en San Cristóbal al firmar un 0-0 con la vinotinto.

    Una eventual derrota -posible ante la aplastante maquinaria que conduce Neymar- y una combinación de resultados podrían dejar a los cafeteros fuera de los puestos de clasificación directa, por lo que la victoria en la caribeña Barranquilla es de carácter imperioso.

    Uruguay, abonado a los repechajes desde la eliminatoria para Corea del Sur/Japón-2002, también podría caer a la quinta casilla si pierde en Asunción con el aguerrido Paraguay, que no cree en nadie tras golear a Chile en Santiago.

    La celeste le dará valor al 0-0 del Centenario venciendo a la albirroja e incluso podría volver al segundo lugar de la tabla si Colombia cae en su casa ante los pentacampeones del mundo.

    Pero el problema en esta historia es que Paraguay se metió sorpresivamente en una pelea y de vencer en el Defensores del Chaco, además de unos resultados que le sonrían de otras plazas, podría meterse en zona de clasificación directa.

    Chile también se arriesga a salir de los lugares de privilegio y caer al repechaje o incluso quedar por fuera de los puestos de acceso directo si prolonga en La Paz ante Bolivia, el mal momento que vivió con los guaraníes.

    Perú y Ecuador, ambos fuera del Mundial por ahora, también sostendrán un duelo fratricida en Quito. Sin mayores cálculos, el que caiga le puede decir adiós a Rusia, y el vencedor todavía se puede permitir soñar.

    Rusia está cada vez más cerca de Sudamérica, y como dice la sabiduría popular "¡el que pestañea, pierde!".

    Fuente: CONMEBOL